LEY 3954 - REZONIFICACION DE BARRACAS

En la sesión del 13.10.11 la Legislatura aprobó por unanimidad la Ley 3954 que limita las alturas de la nuevas obras en cuadras de casas bajas preservando las construcciones históricas del barrio.
Un trabajo conjunto de vecinos y legisladores desarrollado a lo largo de cuatro años que rinde sus frutos para Barracas y la Ciudad.

¡GRACIAS A LOS 5000 VECINOS QUE LO APOYARON CON SUS FIRMAS!

--------------------------------------------oOo--------------------------------------------

sábado, 9 de abril de 2016

LA EMERGENCIA EDILICIA DEL NORMAL Nº5

En julio de 2015 compartíamos en este blog la buena noticia de la declaratoria del edificio de la Escuela Normal Superior Nº5 de Barracas como Monumento Histórico Nacional por parte del Gobierno Nacional. Unos meses antes habíamos logrado que la Legislatura de la Ciudad sancionara la ley 5216 que incluyó el edificio entre otros 40 inmuebles valiosos del barrio que quedaron catalogados y protegidos a partir de entonces.

*El Normal Nº5 en 1916*

*El Normal Nº5 en la actualidad*

Menos de un año después debemos referirnos nuevamente al Normal Nº5, pero lamentablemente en cuanto a la crisis edilicia y funcional que atraviesa.

Y es que el edificio, que fuera construido en 1894, presenta hoy graves deterioros, producto de la falta de mantenimiento por parte del Gobierno de la Ciudad.

Según nos relatan sus directivos y puede comprobarse a simple vista, se producen con frecuencia desprendimientos de revoques y mamposterías en las fachadas históricas obligando a clausurar las puertas principales de entrada de los alumnos y hasta parte de las veredas exteriores para evitar daños a transeúntes.

El deterioro de los techos y las ventanas ha permitido la entrada de agua al interior, provocando daños en los cielorraso, favoreciendo la proliferación de insectos, aves y roedores e inclusive provocando la inutilización de material didáctico de la escuela, mientras que aparecen continuamente nuevas fisuras en los muros interiores, haciendo temer nuevos desprendimientos.

Como es de suponer, tampoco tienen el mantenimiento necesario las instalaciones, los ventiladores, las estufas, etc.








Pero los problemas del Normal Nº5 no se agotan en lo edilicio sino que también padece deficiencias funcionales. Por ejemplo, necesita sumar espacio físico y mobiliario para asumir el crecimiento de la carga horaria y la matrícula de alumnado en todos los niveles.

Esta situación de crisis ha sido reconocida por la Defensoría del Pueblo de la CABA en su resolución Nro. 1596/15, recomendando que las autoridades del Ministerio de Educación porteño  “disponga las medidas y acciones tendientes a subsanarlas a efectos de brindar y garantizar adecuadas y suficientes condiciones de infraestructura, seguridad y habitabilidad a las comunidades educativas” , y al correspondiente Ministerio de Justicia  y Seguridad del Gobierno de la Ciudad “brinde informe con relación al estado de funcionamiento de las instalaciones y de los sistemas de prevención de incendio que posee el edificio escolar", entre otras acciones en el mismo sentido. 

También debería tomar cartas en el asunto la Comisión de Monumentos, Lugares y Bienes Históricos por tratarse de un bien protegido como Monumento Histórico Nacional.

En síntesis, la Escuela Normal Superior Nº 5 es pionera en la formación activa de maestros desde 1909. Hoy cuenta con cuatro niveles educativos, desde sala de tres años hasta profesorados de educación primaria e inicial, siendo un actor central en la vida educativa del barrio de Barracas y de innumerables familias que a través de generaciones son parte de la escuela normal.

Una escuela que se ha ganado un lugar destacado en el campo pedagógico y merece que el reconocimiento como Monumento Histórico Nacional se concrete en la salvaguarda y puesta en valor de su edificio histórico.

----
Fuente de imágenes e información: Escuela Normal Nº 5

---

sábado, 18 de julio de 2015

EL NORMAL Nº5 ES MONUMENTO HISTÓRICO NACIONAL

El 13 de julio último, por decreto Nº 1288/2015, la Presidencia de la Nación a través del Ministerio de Cultura declaró Monumento Histórico Nacional al edificio de la Escuela Normal Superior Nº 5.

El valioso edificio construido en 1894 se constituyó en 1909 en la primera escuela de enseñanza media en el barrio de Barracas y contaba ya con catalogación con protección cautelar en virtud de la ley Nº 5216 de la Ciudad que impulsáramos desde Proteger Barracas durante todo el año pasado. A partir de ahora, pasa a tener una merecida categoría superior.

Se agrega así otro motivo de orgullo para Barracas, sumándose a la Iglesia de Santa Felicitas que fuera declarada Monumento Histórico Nacional  en julio de 2012.

* El Normal Nº 5 en la actualidad*

* La historia de la Escuela - fuente: Junta de Estudios Históricos de Barracas*

* La historia de la Escuela - fuente: Junta de Estudios Históricos de Barracas*

........

domingo, 28 de junio de 2015

COTO PIDE LA TORRE, EL GOBIERNO DE LA CIUDAD SE LA PERMITE



Llevó –literalmente- años la definición del proyecto a construirse en el predio que ocupaba la antigua editorial Kraft, en av. Martín García al 700. Quienes siguen este blog encontrarán el seguimiento  a lo largo de los últimos años, desde el anuncio del primer proyecto del hipermercado Coto que respetaba parte del edificio original, luego la demolición masiva y ahora la construcción de un nuevo proyecto que incorpora una torre de 83 mts. de altura sobre la esquina con la calle Jovellanos destinada a oficinas y vivienda.

*probable imagen de la megatorre, altura 83 mts.*


La luz de alarma en el barrio se encendió al reemplazarse el cartel original de obra donde se indicaba el proyecto del año 2000 que mantenía la altura y volumetría del edificio existente por uno de simple “demolición total” en 2013. Luego, en 2014 apareció el cartel de obra nueva con el doble de superficie a construir. Lo sugestivo era que en ese cartel se omitía la altura proyectada de la obra. Luego de denuncias formuladas ante la DGFYCO se agregó el dato faltante y allí se develó por fin el misterio: se planeaba la torre de casi 30 pisos de altura.

*cartel con el proyecto original que respetaba la volumetría del edificio existente*

*luego fue reemplazado por el cartel de demolición total*

*el cartel de 2014 con el proyecto modificado donde se omitía indicar la altura máxima *

*el cartel actual con la altura proyectada, luego de las denuncias*


Según el Código de Planeamiento Urbano, la altura máxima permitida sobre la av. Martín García está en torno a los 45 mts. y el proyecto la duplicaba, por lo que tomó participación la Defensoría del Pueblo a través de su Secretaría de Derechos Urbanos.  La Defensoría solicitó la documentación a la DGROC y al recibirla constató el cambio de proyecto registrado en 2013 con la torre incluida. En su Resolución 31/15 de enero de este año, la Defensoría confirmaba el exceso de altura, cuestionaba el impacto ambiental del proyecto y pedía la participación de la DGIUR en la evaluación del caso. 


Mientras tanto, la obra avanzaba rápidamente en su etapa de estructura de hormigón armado.



Hace pocas semanas, la Defensoría recibió copia del dictamen 2214-DGIUR-2013 donde la Dirección Gral. de Interpretación Urbanística analizaba el nuevo proyecto aprobándolo. 



Utilizando un resquicio en el CPU  -el acuerdo 572-CPUAM-2004- la DGIUR aceptó la mayor altura mediante la aplicación de la “perforación de tangentes”, un tecnicismo que se ha utilizado en varias de la megatorres de Puerto Madero, por ejemplo.
Y si bien normativamente puede resultar admisible, los argumentos urbanísticos para aplicar la norma son realmente opinables:
Por ejemplo, indican que el nuevo edificio busca la “continuidad morfológica con el tejido existente”  y que se observa en las cuadras adyacentes “un  stock edilicio a sustituir a corto plazo”. En criollo, esto significa que la DGIUR prevé que las casas existentes en las cuadras cercanas sobre Martín García y Montes de Oca se demolerán prontamente y serán reemplazadas por nuevas torres. Si esto finalmente ocurriera, ninguno de los eventuales nuevos edificios podría superar los 45 mts. (alrededor de 15 pisos) con lo cual, la torre de Coto no sería “morfológicamente compatible” aún en esa situación futura hipotética.

Por otro lado, no existen en las cuadras vecinas terrenos que permitan aplicar la excepción, por tanto la torre sería disruptiva de todas maneras.
La acción de la Defensoría del Pueblo finalizó allí a pesar de que los planos enviados por la DGROC resultaban casi ilegibles no pudiéndose verificar los balances de superficies ni el FOT proyectado, y cuyas plantas inferiores, cortes y vistas no se correspondían con lo que se aprecia en la obra en construcción. Luego aceptó el dictamen de la DGIUR y sus argumentos.





En resumen, la megatorre avanza libremente, con el permiso del Gobierno de la Ciudad.


Y el barrio, indefenso.

*sin pausa, avanzan el hipermercado y la megatorre*


----