LEY 3954 - REZONIFICACION DE BARRACAS

En la sesión del 13.10.11 la Legislatura aprobó por unanimidad la Ley 3954 que limita las alturas de la nuevas obras en cuadras de casas bajas preservando las construcciones históricas del barrio.
Un trabajo conjunto de vecinos y legisladores desarrollado a lo largo de cuatro años que rinde sus frutos para Barracas y la Ciudad.

¡GRACIAS A LOS 5000 VECINOS QUE LO APOYARON CON SUS FIRMAS!

--------------------------------------------oOo--------------------------------------------

viernes, 18 de julio de 2008

LARGARON

Sin pausa, el tan (auto)promocionado “fenómeno inmobiliario de Barracas” avanza.

Torpe y pesado, con la delicadeza de un dinosaurio en una cristalería, irrumpe ante nuestra mirada sorprendida de vecinos aplastando casas que desaparecen en cuestión de días para dar paso a encofrados de madera trepando rápidamente y luego a impersonales masas de hormigón, vidrio y ladrillo que nos ocultan para siempre el cielo y el sol.


Ya mencionamos y demostramos en este blog que el área en riesgo está muy bien acotada debido a su ubicación pero sobre todo por su zonificación: R2aII en las calles interiores del polígono Montes de Oca / Caseros / Bolívar /Martín García y C2 en las cuadras transversales de Finocchietto a Olavarría siempre entre Montes de Oca y Hornos. Todas cuadras de casas y edificios con altura promedio de 10 mts., en su mayoría antiguas y para peor: rodeando al Area de Protección Histórica Nº1 recientemente ampliada .


Por si hicieran falta más datos vemos que se han lanzado allí casi en simultáneo en las últimas semanas cuatro nuevos edificios en altura de los cuales ya teníamos noticias. Actualizamos, pues, el cuadro de situación:

Ituzaingó 936: esta semana comenzó la demolición de la antigua casona de dos plantas acerca de la cual veníamos alertando desde enero. Como se aprecia en el cartel de obra, será reemplazada por un edificio de 11 pisos, (31 mts. de altura):

Ituzaingó 856: finalizó la demolición de la casa de una planta que se levantaba en el terreno y está comenzando la obra. Según se puede constatar en el cartel de obra, se tratará de un edificio que tendrá entre 8 y 9 pisos y es un caso muy preocupante por el fuerte impacto que tendrá en esa cuadra conformada por casas bajas, cuatro de ellas de más de 100 años de antigüedad:

Montes de Oca 188: luego de la lamentable demolición del petit hotel, anteayer comenzó la excavación con maquinaria para la construcción del edificio de 12 pisos que comentábamos en el artículo del 28 de abril:



Montes de Oca 210: algunos meses después de haberse demolido la casa de dos plantas de aires racionalistas, arrancó la construcción del edificio de 14 Pisos (46 mts. de altura) y ya se encuentran ejecutando estructura a nivel de planta baja:


En resumen, en 200 metros cuatro nuevos edificios con alguna “amenity” modesta, idénticos a los que se hacen por toda la ciudad y concebidos en función del rápido negocio antes que de la calidad de vida de sus futuros moradores. Y por supuesto, sin el más mínimo respeto por el entorno, el barrio y los vecinos que en él vivimos.

Una de las maneras de preservar el perfil de esta zona de riesgo es promover su rezonificación desalentando los edificios en altura, facilitando el reciclaje y la puesta en valor de las viviendas existentes y limitando fuertemente la altura máxima de las nuevas construcciones en las cuadras de casas para que se adapten a su perfil modernizándolo en lugar de destruirlo. Desde aquí, en eso estamos.

El dinosaurio con piel de moderno se sigue comiendo la identidad de Barracas, azuzado por los “desarrolladores”, los profesionales insensibles y las inmobiliarias que enarbolan la bandera dudosa del “boom” junto con ciertos funcionarios que le acercan a la mesa normas hechas a la medida de su paladar.

Sin embargo, su plato favorito es la inacción vecinal.

NO LO ALIMENTES, SUMATE.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Dan ganas de llorar...

Irene.

Anónimo dijo...

Para los que vivimos toda la vida en Barracas, y para los que no también, causa mucha pena ver la demolición de esas casonas.
Me hace acordar cuando allá por los 70 en Mar del Plata "Coste y Freuler vendían, y Maral construía". Ahora lo único que hay son grandes consorcios con deudas enormes de expensas, porque nadie paga ni nadie quiere ir.
Otro tema de importancia es la calidad de vida que vamos a tener, con problemas de agua, cloacas, luz, transporte....y el subte, que desde que soy chica y hoy tengo 47 iban a extender hasta nuestro barrio?

Además mucha de la gente que viene a vivir a esos grandes emprendimientos inmobiliarios, no creo que tenga pertenencia al barrio, vivirán entre los límites de sus confortables comodidades, pileta, solarium, gimnasio, etc, de espaldas al barrio.
Por otro lado, ojo con lo que refacciona o contruye Mariano Manikis, porque he visto cada desastre realizado por él! Tan mal gusto y tan poco criterio!!!

Anónimo dijo...

PORQUE EN VEZ DE LLORAR POR LAS CASAS DEMOLIDAS.... LAS COMPRAN USTEDES, LAS RECICLAN CON SU PLATA, LAS MANTIENEN Y LAS ABREN COMO MUSEO
MAMARRACHOS

Anónimo dijo...

Que comentario inteligente.
Sumate a nuestra propuesta que necesitamos cerebros como el tuyo.

Claudio Tozzini dijo...

Yo vivi hasta los 6 años, en Montes de Oca 188. Pertenecio a la familia de Don Enrrique Papini gran industrial del vidrio en esos años.
Es lamentable. Ademas de su valor arquitectonico, pasaron por ella las companias italianas que venian a trabajar en latemporada en el Colon. Mis abuelos compartian con esos grandes musicos, tenores y sopranos un momento de recuerdos y añoranzas de sus familias y y terrunio, acompañados con una buena pasta, y un buen vino.
Ayer pase, hoy mis recuerdos ya se han borrado definitivamente.